Mito del descubrimiento del Yoga

Por Laura Graef

Según la mitología hindú, nido cultural donde nació el yoga, esta práctica fue descubierta (inventada) por el dios Shiva, quien la trasmitió a su esposa Uma Parvati y al dios pez Matsyendra. Este último es quien la enseñó a los humanos.

Cuenta la leyenda que después de una larga meditación de varios siglos, Shiva bajó del Monte Kailash, en la cordillera del Himalaya, y fue a buscar a su esposa, le contó que durante su abstracción había descubierto el yoga y le habló de sus bondades y poderes. Shiva y Uma Parvati se dedicaron a practicar esta disciplina a orillas de un lago, donde Matsyendra, un pez que por ser la primera encarnación del dios Visnú tenía el poder de escuchar, quedó tan entusiasmado con las palabras de Shiva que aprendió yoga y se iluminó.

Así, Shiva se convirtió en el primer maestro o gurú y Matsyendra, en el primer alumno, Chela.

En la práctica física del yoga, se recuerda a Matsyendra, con la postura del pez: matsyasana, y se tiene un respeto absoluto por el maestro, que en realidad es uno mismo.

¡El verdadero maestro está dentro de ti!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

Asertividad

Sáb Jul 31 , 2021
María Fernanda Rodríguez Castro La manera en que respondemos diariamente ante las situaciones que se nos presentan está íntimamente ligada a las posibilidades de éxito y bienestar en nuestra vida. Una palabra mágica que nos podría resolver infinidad de problemas o situaciones de conflicto es la asertividad, la cual forma parte de las habilidades sociales de las personas y se […]