Cerrando ciclos

Fernanda Rodríguez

¿Por qué a las personas nos cuesta tanto cerrar ciclos? En ocasiones avanzamos por la vida y si pudiéramos describirlo gráficamente, caminaríamos jalando un gran costal más grande que el de Santa; lleno de sentimientos y pensamientos, atorados en momentos y situaciones que ya hemos vivido. Y así, nuestra mente se queda atrapada en momentos del pasado en ciclos a los que ya no deberíamos de pertenecer.

Las experiencias que vivimos, positivas y negativas, van creando en nosotros la tolerancia a la frustración. Hacer sin duda una balanza de estas experiencias y practicar la gratitud puede ayudarnos a caminar en la vida con mejor actitud ante las circunstancias, no profundizaremos en el tema de duelo, del que que ya hablamos en uno de nuestros artículos anteriores, pero sí en el aprendizaje y la gratitud ante las circunstancias vividas.

Tenemos que fijarnos bien donde estamos parados, desde que eje estamos viviendo. Si nos encontramos en el pasado, que en ocasiones nos transporta a la tristeza o depresión y se asoma siempre un cúmulo de recuerdos no gratos y culpas, o si nos encontramos en el futuro, con ansiedad de lo que se sale de control y no está en nuestras manos. Al hacer conciencia donde me encuentro de pie la mayoría del tiempo, en mis pensamientos podremos trabajar con ellos para ubicarnos en el presente, disfrutar las experiencias vividas, los momentos, las personas que tenemos alrededor y, por ende, al cambiar nuestros pensamientos, cambiará lo que sentimos al respecto y, en consecuencia, nuestras actitudes hacia la vida y los demás; es como la clave para salir del laberinto del pasado y futuro que se encuentra en nuestros pensamientos.

Pienso- siento y actúo

Así que a través de esta reflexión, trabajemos en mejorar todo aquello que traemos constantemente a nuestra mente y que nos decimos casi todo el tiempo en nuestro lenguaje interno, para entonces poder desprendernos del pasado, sin vivir angustiados por el futuro y disfrutar al máximo el presente, que es el mejor regalo que la vida puede darnos: un nuevo comienzo todos los días.

Recuerden que cuando la noche está más oscura es porque va a amanecer.

Fernanda Rodríguez

Psicóloga

Correo: mfrodcas@gmail.com

Consultas: 669 431 0570

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada siguiente

¡Qué Guay!

Dom Dic 5 , 2021
Por Claudia Gómez Llanos Vigila tu mente, cuánto más te quejas, más te debilitas, cuánto más agradeces, más te fortaleces. Quedan 26 días para finalizar el año.  ¡Hola, Mazatlán!  Espero que te encuentres muy bien disfrutando este primer domingo de diciembre, por supuesto, en compañía de tu gente querida. Las noticias y eventos de nuestro bello puerto siempre están presentes en […]